sábado, 7 de febrero de 2015

Si hay paz, las FARC se convertirán en movimiento político


El primer ciclo de negociaciones de 2015 entre FARC y Gobierno arrancó con el 5 punto de la agenda: Víctimas. La organización guerrillera hizo una serie de propuestas en La Habana, Cuba, entre ellas que se les endilgue un status político y además que se realice una depuración a las fuerzas militares y Policía.

La propuesta de que se les reconozca como movimiento político se da con la sorpresiva condición de que dejarían las armas. Además del polémico anuncio, el grupo insurgente pidió el cese bilateral indefinido y reducir la fuerza pública.

La intención del grupo guerrillero y según un comunicado de prensa leído por el guerrillero, alias “Jesus Santrich”, es convertirse en un grupo político cuando se firme el acuerdo de paz: “Las Farc se comprometerán en lo que les corresponda a contribuir a la no repetición. Dentro de sus principales aportes se encuentran: a) Su contribución a la finalización de la confrontación armada; b) Su decisión de transformarse en un movimiento político que impulse las transformaciones estructurales. c) La activa participación en la construcción de la memoria y de la verdad histórica, y de acciones reparadoras d) Sus experiencias de democracia directa y comunitaria, de economías y valores solidarios y de cooperación social", expresaron.

“Tenemos que hacer una depuración del Estado y de las Fuerzas Militares y de Policía, incluyendo los organismos de inteligencia que hayan estado comprometidos con procesos de victimización, atendiendo las conclusiones y recomendaciones de la “Comisión de esclarecimiento y no repetición”, concebida como una contribución al establecimiento de la verdad histórica y al reconocimiento de los derechos de las víctimas del conflicto”.

A pesar de las múltiples propuestas que ha lanzado el grupo insurgente en relación con varios puntos de la agenda, entre estos el de víctimas, actualmente discutido, el Gobierno ha manifestado que solo acogerá aquellos temas que están incluidos en el Acuerdo General para la Terminación del Conflicto. Lo anterior, supone que este tipo de peticiones de las FARC no sean incluidas en la negociación. 

Por: Laura Marcela Perdomo - Diario del Huila

COMENTARIOS